Sobre la denominación o nombre fantasía “Calma Teresa”.

Siempre dijimos ante amigos y en alguna entrevista de radio que “Calma Teresa” se refería a un tipo de calma. Esto señala la influencia de los estudios en psicología de Pablo. La historia de la música popular brinda abundantes ejemplos de asociación de los sonidos con alguna otra percepción. Menciono el caso de Jimi Hendrix -para no ir más lejos- de vincular la música con los colores. La operación de Pablo fue intentar atribuir a su música distintos estados de ánimo, pero hay algo más.

Dice bien Gonzalo, la denominación “Calma Teresa” estaba ya en forma parasitaria en Pablo cuando enunció “El Karma de Teresa”. ¿A qué Teresa Pablo se refiere? Leo en RAE, 2001:

Karma: (Del sánscr. Karma, hecho, acción). m. En algunas religiones de la India, energía derivada de los actos que condiciona cada una de las sucesivas reencarnaciones, hasta que se alcanza la perfección.

A partir de su beatificación en el 2003, La Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) se hace mundialmente conocida por su labor con los enfermos y marginados de la India. Puedo aventurar una interpretación un tanto alocada y decir que Pablo siente la necesidad de brindar un tributo a su mentora, a la imagen de la entrega absoluta por los demás. Lo que en sus estudios académicos se le mostraba oscuro, lejano, inasible, estaba claro y brillante en el ejemplo de la misionera. De hecho actualmente Pablo desarrolla gran parte de su actividad profesional en los barrios más humildes de su “Montevideo”:

“Todo eso que te dije me lo contó Teresa Nimes,
y si ella dice eso yo me quedo acá en Montevideo”

Siguiendo esta idea podemos leer “Teresa Nimes” en la misma clave y encontrar en ese lenguaje empedrado de fenómenos propios de la ciencia ficción, la recreación de un mundo exótico, lejano, hostil, dónde la “flaca” (La Madre Teresa) debe absorber diferentes arbitrariedades que la visión occidental y poética del cantante expresa trágicamente pero no sin cierta dosis de humor:

“Un día estabas muy tranquila,
se cayó un avión y murió tu perro”

Una revisión de las aproximaciones del mundo occidental al oriental solamente en el campo artístico llevaría varios tomos. Basta recordar aquí en el huerto musical la experiencia de Los Beatles de fines de los sesentas. No deberá sorprender que desde el jardín cultural uruguayo, Pablo se haya sentido seducido por La Madre Teresa o por su karma, - me inclino más por esto último-. La sublimación de ese sentimiento se puede observar en la propia denominación de su creación más pródiga: Calma Teresa.

Más o menos por la fecha que sugiere Gonzalo, Calma Teresa se disolverá. Es posible que la incomprensión del resto de los integrantes, o su cerrazón ante el mensaje espiritual y verdadero hayan minado definitivamente el proyecto. Así creo responder a Gonzalo sobre las posibles causas de la separación.

Otros horizontes, otros colores más autóctonos –si Carlos me permite- atraerán al compositor. En el mes de febrero de 2007, durante un retiro espiritual cerca de la cuchilla de Carape o tal vez era en la Carbonera (la yuca hizo estragos con mi memoria pero sé que estábamos en Rocha), “Cho-Chon” -nombre mapuche adoptado por Pablo- en pleno transe chamanístico comenzó a narrarme una visión, con los ojos en blanco escuché que decía: “piedra, papel o tijera”. De esta manera voy adelantando lo que será mi próxima entrega: Pablo y El Camino Rojo.

Hasta pronto!!!

Gastón

4 comentarios:

vladimir maiakovski dijo...

mi pregunta es la siguiente: estaríamos frente a un caso de sinestesia?

Francisco Cruces (Universidad de Salamanca) en su artículo "Niveles de coherencia musical. La aportación de la música a la construcción de mundos", plantea: "El concepto de sinestesia se refiere ya sea a la confusión efectiva entre los estímulos procedentes de distintos sentidos (lo que Merriam llama «sinestesia absoluta»), a la categorización de estímulos de una modalidad sensorial en términos propios de otra, o al tropo retórico que expresa figuradamente tales relaciones –como cuando hablamos, por ejemplo, de «la coloración» de un acorde, de un timbre «aterciopelado», o de una melodía muy «dulce»–."

desde ya, muchas gracias.

Escopeta Mills dijo...

vladimir, no será que estabas fente a un monitor? que sí, podés llamarle sinestesia, yo conocí una muchacha que le había puesto nombre a su estufa (y no se llamaba James)

ava gardner dijo...

todo mal, lo único que cambió fue lo de la teresa del mes. de última, para recibir la primavera, está mejor esta teresa.
menos ropa + cara de gato = combo perfecto!

buen provecho!

Teresa dijo...

Gracias por tus aportes Ava! Y sí, es una teresa más primaveral"
Pero no te preocupes por la falta de cambios, no te olvides que "a veces no cambiar es la forma de cambiar..." Duvi (mi oso Terra) 1795