Avena Quaker

No recuerdo bien si fue en el 98 o 99 que escuché por primera vez una versión de AVENA QUAKER. Carlos y Pablo (buen nombre para un dúo) me visitaban para mi cumpleaños o algo así. Traían como una joya entre sus manos: un casete con nueve o diez canciones grabadas con guitarra eléctrica, teclado y voz. Necesitaban un bajista. Una parte de ese material nunca se difundió. La cinta contenía temas con los que hicimos nuestras primeras presentaciones: HICE BO!, PAPO´S BLUES y AVENA QUAKER.

Eran tres piezas que marcaban una clara tendencia que iba del blues al rock. Concretamente AVENA QUAKER tenía un tema hermano LIVING IN HELL, ambos eran tributos a una legendaria banda australiana: AC/DC. Por algún motivo, que ahora no recuerdo, LIVING IN HELL quedó de lado y seguimos ensayando AVENA QUAKER.

Ahora, a casi diez años de mi primera exposición a ese material, Pablo me pide que escriba unas líneas que cuenten un poco como venía la mano con AVENA QUAKER. Aquí van estas palabras, o las cosas como yo las entendí.

Una tarde esperaba a Carlos en su casa de Quesada tomando mate con su padre “el Cacho”. Me contó que un día leyendo una caja de Avena Quaker había encontrado la siguiente leyenda:

SE RECIBEN PROPUESTAS MUSICALES PARA TANDA EN RADIO.

Cabe aclarar que en ese momento Carlos, Pablo, Gustavo (hermano mayor de Carlos) y un muchacho de lentes que no recuerdo el nombre, se juntaban a divertirse con los instrumentos. De alguna manera es el antecedente directo de Calma Teresa. Tenían una onda Sui Generis (guitarras acústicas, percusión, inciensos, pantalones Oxford y camisas mao.) De esa reunión salió TERESA NIMES, EL RETORNO DE LO REPRIMIDO y alguna otra que tendría que preguntarle a Pablo o a Carlos.

El Cacho me dijo que si bien el concurso a Carlos le había parecido una buena oportunidad para difundir su música, (y yo creo que Pablo estaba de acuerdo) Gustavo se negó a participar de un proyecto tan comercial y mandó todo al diablo. A partir de ese momento, y dada la frustración musical comenzó a pintar, o ya lo hacía desde antes. La cuestión es que le fue bastante bien y ahora tiene su propia pinturería en el Paso Molino (saludos para Gustavo su mujer e hijos.) Por su parte el muchacho de lentes se unió a La Diáspora (banda que fusiona el candombe con ritmos tropicales, de bastante suceso en España.)

Cuando la cinta me llegó, ya tenía la base de rock con la que se popularizó y la letra era una especie de inglés fonológico, el artificio de un “yo lírico” escolar que ajustaba perfectamente con el estilo vocal que eligió Pablo para su interpretación. En ese momento se observaba la incursión de Carlos por otros estilos musicales como el Heavy Metal. Recuerdo pasar las tardes tomando cerveza en el murito de la calle Quesada, escuchando Motley Crue (con crema), mirando pasar muchachas, entre ellas, la Natalia Oreiro de la época del reclame de O.B. Ahora no sé si estoy recordando el reclame o pasaba de verdá. ¡Beso grande Natalia (aunque no me hayas invitado a tu casamiento, malita)!

Creo que la letra de Avena Quaker es de Pablo y la música de Carlos, así me lo imagino yo. Lo que sí sé es que fue una canción muy sufrida desde sus orígenes. Rechazada por el concurso, que argumentó que la música era triste, (no olvidemos que esa versión era un remedo Sui Generis) y contrastaba con la violencia de la letra en castellano. Nunca escuché esa versión pero podemos hacer un intento de reconstruirla:

“No soy un hombre simple,
te toco como quieras.”

Y más adelante:

“Cuando la noche se avecina,
mi corazón explota (o va a explotar)”

Los productores hacían hincapié en el hecho de que tratándose de una marca comercial que hacía referencia a una tradición religiosa anglo, la de los cuáqueros, la letra en castellano no era lo adecuado. De todas formas aceptaban como gancho publicitario la idea de las posibilidades amatorias que brindaba el consumo prolongado de la avena. Esta temática no fue retomada a posteriori en otras canciones salvo el caso solitario casi onanístico de SIETE DÍAS:

“En última instancia, sólo precisamos
dinero para chupar y comer,
durante los siete días.”

(¡la negrita es mía!)

En realidad fue casi un milagro que AVENA QUAKER fuera introducida en el demo promocional de la banda. Creo que nos quedaban algunos minutos de grabación y no sabíamos bien qué poner hasta que Patricia Amorin, (saludos a la Pati) propuso que grabáramos su tema favorito.

Lo cierto es que fue un tema que llamó la atención y conquistó públicos de diversos gustos musicales, y nos sirvió como cierre de muchas de nuestras presentaciones. Se ha ganado un lugar importante para nosotros y por eso van estas palabras.

Hasta pronto!

Gastón (ex bajista de Calma Teresa)
¿Querés escucharlo...?

Avena Quaker by Calma Teresa on Grooveshark

4 comentarios:

El negro dijo...

Me encantaría que Gastón divulgara el nombre de su negrita, ya que hay muchas negritas en la vuelta.

Gonzalo dijo...

Qué impresionante que está quedando el blog!!!! Felicitaciones y autofelicitaciones, muchachos!!!

Carlos dijo...

Gastón: en realidad el casamiento fue de Grisel, pero claro, estaba Natalia. Además, conoce Calma Teresa, seguramente lo mejor que escuchó después de Arnedo.

Pablo dijo...

Igual hubiera estado bueno que Nati Oreiro invitara a Gastón a su casamiento, ¿no?