Aquellas pequeñas cosas olvidadas

Que emoción que alguien como Nancy Dupláa se fije en nosotros. Emoción y un poco de orgullo. Yo supe admirarla en "Montaña Rusa" y me parecía de lo más linda. No se puede decir que era amor, pero había como algo..., algo que con el tiempo se fue perdiendo. No importa.
Lo que importa es ver que Nancy (Nancy, que nombre más feo) no perdió sus virtudes y sin importarle lo más mínimo, pone un mensaje en el blog, donde pregunta, sin preguntar, qué significa la palabra exégesis. Y esto me da pie para desarrollar una inquietud que, además de responderle, me sirve para pasar el tiempo.
Exégesis no es ni más ni menos que la interpretación de un texto, que en un sentido más estricto (en realidad no es que sea más estricto, sino que simplemente se usaba y se usa en este sentido) es la interpretación de textos con contenido religioso. Es decir, Gonzalo lo que hace es intentar o arriesgar una interpretación del significado o sentido del texto de la canción. Contextualizarla, analizar su simbolismo interponiendo, eso si, su subjetividad, su "donde estoy yo en todo esto", para lograr aprehenderla desde otro lugar que el de estar sentado atrás de la bateria.
Pero lo interesante del caso es que Figueiro recurrió a la palabra exégesis.¿Lo hizo por eso de "contenido religioso" que expuse más arriba?
¿Hay en posmarquismo algo que pueda interpretarse en ese sentido?
No.
Podríamos buscar en la letra algo que nos embalara en responder que si. Sin ir más lejos el milagroso parlamento que consigue el personaje luego de su muerte, puede remitirnos a la resurrección de un mesías cualquiera. La presencia de una madre ausente se puede entroncar "estructuralmente" con un sinnúmero de relatos míticos, con contenido religioso-sobrenatural.
Pero no.
El día que la hicimos, no pensamos en nada más que en Marco, nos basamos en el albúm de figuritas que celosamente guardo en algún rincón de la casa de mi madre (Madre!) y seguramente queríamos salvarnos de una tarde de embole asegurado.
Pero no Nancy, no te quiero aclarar dudas. Tan solo quería recordar algunas pequeñas cosas olvidadas. Como "Montaña Rusa", el albúm, la religión, la exégesis y aquello que pudo ser y no fue.

Carlos Serra exguitarrista de Calma Teresa

2 comentarios:

un amigo cursi dijo...

Ay, ojalá para sobrellevar el embole, todos hicieran cosas tan maravillosas.

Guillermo Vilas dijo...

Me parece precioso tu aporte, amigo cursi, creo que la maravilla de esta banda es que todos son hermosos de corazón y tienen un alma muy luminosa.