Exégesis de un clásico de la banda

POSMARQUISMO (y ozono)

Soy un italiano que vino de Italia
y estoy buscando a mi vieja mama
Yo me llamo Marco(s), soy un dibujito
y mi fiel mascota era un monito

El monito murió, y la mama también
A los dos enterré.... Aquí

Pobrecito Amedio, murió atropellado
y la mama Ana se cayó de un árbol
Lloré muchos días, lloré muchas noches
y mientras morían me fui a Bariloche

Qué perverso que fui! Cómo los olvidé!
No te vayas Mamá! No te alejes de mí!

Ahora ya estoy muerto ¡pero estoy hablando!
¿Qué pasará entonces, será esto un milagro?

Io sono il morto chi parla
Io sono il morto chi parla
Io sono il morto chi parla
Io sono il morto... chi parla!

Io sono il morto chi parla
Io sono il morto... chi parla!


Para escucharla hace click donde dice que hagas click

Posmarquismo (y ozono) by Calma Teresa on Grooveshark


El contexto cultural de esta canción es incomprensible para quien no haya vivido en el Uruguay en la temprana década del 80. Yo no viví en el Uruguay en la temprana década del 80, de modo que debí recurrir e la memoria colectiva de una generación hija de la dictadura que quedó tan traumada por la dictadura como por este infame dibujo animado.

El dibujo animado en cuestión está basado en una sección del libro "Corazón" de Edmundo de Amicis, que, como es sabido, tiene por intención provocar las lágrimas del lector. Nada mejor que la entrada al respecto de Wikipedia en español (http://es.wikipedia.org/wiki/Marco%2C_de_los_Apeninos_a_los_Andes):

"Un anime japonés basado del libro de Edmundo de Amicis llamado “Corazón, diario de un niño” llevado a caricatura por Nippon Animation. Serie llena de aventuras y de cómo un niño busca a su madre desesperadamente. (...) consta de 52 capítulos de 22 minutos c/u.
(...)
La adaptación resalta mucho las partes de angustia y sufrimiento vividas por el niño al que siempre muestran ataviado con su zurrón y acompañado de su mono Pepino, de color blanco y negro.
Al igual que otras adaptaciones japonesas como Heidi o Candy Candy Nippon Animation explotaba o sobrexplotaba la parte melodramática de un niño desamparado dejando de lado el otro aspecto: el de un muchacho que madura gracias a su gran perseverancia, su esfuerzo y un enorme valor."

Mientras que allende el Atlántico, los japoneses me deformaban la mente con series memorables como "Transformers", en Uruguay los japonenes le deformaban la mente a una generación entera con esta serie lacrimógena. Poco a poco se me fue haciendo evidente el impacto de Marco en la memoria colectiva de la gente de treintaytantos, aunque el testimonio definitivo del trauma fue en el debut de la banda en abril de 2000, cuando al llegar la canción a la parte que dice "no te vayas mamá / no te alejes de mí", el público estalló en carcajadas.

Es que "no te vayas mamá / no te alejes de mí" es también parte del tema original de la serie animada. Al escuchar la estrofa, en vez de sentir tristeza (la reacción lógica), el público reaccionó en la forma más paradojal, riendo a mandíbula batiente.
Así es como me di cuenta de que la canción compuesta por Calma Teresa no es sólo una tonada satírica: Interpretada en un ominoso tono digno de las primeras experimentaciones de Black Sabbath, "Posmarquismo" es la venganza simbólica de una generación.
Gonzalo Figueiro.

4 comentarios:

Nancy Duplaá dijo...

¿Y qué quiere decir "exégesis"?

Tony Stark dijo...

Felicitaciones Teresos!!! Me parece excelente que hayan puesto la letra de este tema porque yo también sufrí con marcos y su monito (quizás alguna vez tuvieron algún que otro cariño zoofílico). Pero la cosa es que esa serie nos deformó la cabeza un poco y leer la letra está guay! Para cuándo subirán mas fotos de la banda y videos?

abrazo

Armando Bó dijo...

Nancy, para entenderlo hay que sentirlo.

coca sarli dijo...

qué filósofo, armando!